top of page
DIBUJOS02-14.png

Cicatrices

Las cicatrices son una parte natural del proceso de curación de la piel después de una lesión, cirugía o quemadura. A continuación, te proporcionaré información sobre el tratamiento de cicatrices y el cuidado adecuado de las mismas.

Tratamiento de cicatrices:

1. Compresión: El uso de prendas de compresión puede ayudar a reducir la apariencia de cicatrices elevadas y gruesas. Estas prendas aplican presión constante sobre la zona afectada, lo que ayuda a aplanar y suavizar la cicatriz.

2. Masaje: Realizar masajes suaves sobre la cicatriz puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea y la flexibilidad de la piel. Se recomienda utilizar cremas o aceites para masajes para facilitar el movimiento de los dedos sobre la cicatriz.

3. Tratamientos tópicos: Existen cremas, geles y parches tópicos que contienen ingredientes como silicona, vitamina E, extracto de cebolla o ácido hialurónico, que pueden ayudar a reducir la apariencia de las cicatrices. Estos productos se aplican directamente sobre la cicatriz y se recomienda seguir las instrucciones del fabricante.


4. Terapia con láser: Los tratamientos con láser pueden ser efectivos para reducir la apariencia de cicatrices, especialmente aquellas que son prominentes o tienen pigmentación irregular. El láser ayuda a estimular la producción de colágeno y a suavizar la textura de la piel, lo que puede mejorar la apariencia de la cicatriz.


5. Inyecciones de esteroides: Para cicatrices hipertróficas o queloides, se pueden utilizar inyecciones de esteroides para reducir la inflamación y promover la regeneración de la piel. Estas inyecciones se administran directamente en la cicatriz y generalmente se requieren varias sesiones.


6. Microdermoabrasión: Este procedimiento utiliza pequeños cristales o una punta abrasiva paraexfoliar la capa superior

Cuidado de cicatrices:

 

1. Mantén la cicatriz limpia y seca: Lava suavemente la cicatriz con agua tibia y un jabón suave. Evita frotar la cicatriz con fuerza para evitar irritaciones.


2. Protege la cicatriz del sol: La exposición al sol puede hacer que las cicatrices se oscurezcan y se vuelvan más visibles. Utiliza protector solar con un factor de protección alto (FPS 30 o superior) y cubre la cicatriz con ropa o vendajes para protegerla del sol.

 

3. Evita rascarte o pellizcar la cicatriz: Manipular o rascar la cicatriz puede retrasar el proceso de curación y empeorar su apariencia. Mantén las uñas cortas y evita tocar la cicatriz innecesariamente.

 

4. Hidrata la piel: Aplica regularmente una crema hidratante suave sobre la cicatriz para mantenerla hidratada y flexible. Esto puede ayudar a reducir la picazón y la sequedad.

Es importante tener en cuenta que cada cicatriz es única y puede responder de manera diferente a los tratamientos y cuidados. Si tienes una cicatriz preocupante o que te causa molestias, es recomendable consultar a un cirujano plástico, quien podrá evaluar tu caso y recomendarte el tratamiento más adecuado.


Recuerda que la paciencia y la consistencia son clave en el tratamiento de cicatrices. Los resultados pueden llevar tiempo, pero con el cuidado adecuado, muchas cicatrices pueden mejorar significativamente en apariencia con el tiempo.

bottom of page